Causas y síntomas del acné adulto

Si bien los síntomas del acné adulto solo se presenta en un 10% de la población comprendida entre los 25 y 50 años, siendo mayoritario el grupo de mujeres que lo padecen dentro de ese porcentaje, puede convertirse en un problema que perturba la calidad de vida de los afectados.

Ya que la aparición en la piel del rostro de nódulos, quistes y lesiones inflamatorias interfieren en el bienestar de la persona que lo padece, además de representar un problema emocional por los estragos físicos que causa y golpean psíquicamente la autoestima.

Como tratar el acné adulto

Cabe decir que el acné adulto se convierte en una alteración del equilibrio entre salud y belleza.

Es importante recordar que el acné adulto es una enfermedad inflamatoria, pero no por ello infecciosa por lo cual no debe temerse una amenaza de contagio y por esa misma razón tampoco pueden usarse antibióticos para tratarlos ya que incrementan la resistencia bacteriana generando efectos contraproducentes.

Es común que el acné adulto pueda surgir o empeorar debido a causas externas tales como el uso de ciertos tipos de cosméticos contra los cuales tu piel reacciona, el consumo de ciertos alimentos en tu dieta (para algunas personas los lácteos pueden ser dañinos a este respecto) o incluso por factores emocionales tales como el estrés y la depresión.

Sin embargo, es importante que siempre te asesores con un dermatólogo para determinar las posibles causas y atacar el acné adulto con un tratamiento acorde para cada caso.

Porque se conocen casos en donde el acné no tiene nada que ver con lo que comes, sino que tus gandulas sebáceas pueden ser las causantes del acné, y ante esta situación visitar a un dermatotomo suele ser lo mejor.

Cuales son los síntomas del acné adulto

En lo que se refiere a los síntomas el acné adulto puede presentar las siguientes particularidades:

Quistes: Cavidades que contienen pus capaces de dejar cicatrices y marcas tras explotar. A este tipo de síntoma hay que prestarle mucho cuidado, ya que, si no se llega a tener un buen cuidado de la piel, las marcas que dejara el acné serán irreversibles.

Pápulas: Protuberancias que presentan un aspecto blanquecino. Si bien cuando estará característica se hace presten en el acné, lo más común es que la persona tienda a rascarse, lo cual también es muy malo.

Pústulas: Lesiones con aspecto de ampolla con pus. Y cuando esto pasa un factor al que hay que préstale atención, será a la higiene que tenga la personas, porque si la higiene o las condiciones diarias no son favorecedoras, bueno todo podrá empeorar.

Espinillas negras (también conocidas como comedones): clásicos puntos negros obstruyendo los folículos de la piel. Y esto suele pasar cuando el grano como se le llama comúnmente, ya se ha secado, y ahora a quedado dentro del poro. Provocando este síntoma particular.

Espero que este pequeño articulo te sea útil para poder identificar el acné adulto, y así sepas buscar la ayuda de un profesional.

¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.