Saltar al contenido

Duelo amoroso ¿Cómo superarlo?

Duelo amoroso

Una de las cosas que son necesarias es entender qué pasa por tu mente, y por qué experimentas lo que experimentas en este momento, y derivado de ello entender qué dirección tomar ahora. Pero aquí te hablare sobre como supera el duelo amoroso fácilmente.

El duelo amoroso es una de las partes más importantes a tener que superar porque de ello depende por entero, que puedas desarrollar confianza, y la seguridad que necesitamos para implementar este plan, así que me gustaría explicarte cada una de las fases del duelo amoroso.

Y de ese modo quiero darte una serie de ideas que puedes emplear para superar; cada parte de este proceso. ¿Estás conmigo? de ser así, entonces veamos.

Como superar el duelo amoroso fácilmente

a). Fase de Pérdida.

En esta fase estás tremendamente necesitada por tu pareja, deseas que vuelva a cualquier precio, sientes que la vida se te va y que no existirá ningún hombre a quien amar, o por quien sentir “esto que sientes ahora”.

Esta fase se caracteriza porque te las has pasado enviándole mensajes, donde le pides que regrese, donde le sugieres que por favor lo piense, o simplemente donde le deseas suerte y que lo amas mucho.

En esta fase poco importa si tu pareja te ama o no, sólo lo quieres de vuelta, y derivado de ello, no esperas menos, sólo que vuelva a tus brazos. No importa si él verdaderamente aporta algo a tu felicidad, sólo es que lo quieres contigo.

Esto se conoce como Síndrome de Abstinencia, y se describe como una necesidad por estar con él, es una reacción por defecto propia de la ruptura, así debes superar esta fase, ya que es justo en esta parte del duelo amoroso donde se halla el mayor volumen de errores.

Esta fase es una de las que más cuesta superar, y por tanto es necesario tener cuidado en esta parte.

b). Fase de Aislamiento. 

Esta parte es una, en donde literalmente te descuidas, te abandonas a ti misma, y dejas que la situación te manipule al grado de perder tu identidad, te conviertes en una especie de víctima a expensas de lo que tu ex pareja haga o deje de hacer.

En esta parte puede que subas o bajes de peso, puedes llegar a padecer de insomnio, falta de apetito, desgano y muy seguramente te vuelvas antisocial, ya que terminarás perdiendo el apetito por vivir, en algunas personas esto puede reflejarse en pensamientos suicidas, o auto-flagelación.

Esta fase es muy delicada porque no te importa otra cosa que no sea tu ex pareja. Literalmente tú dejas de ser relevante, y sólo te enfocas en tu pareja.

c). Fase de Ansiedad. 

Odio, reproches, peleas por teléfono, encuentros sexuales furtivos, excusas para estar con él. Esta es una de las fases en donde la mayoría de chicas se equivoca, y donde tú seguramente corras el mayor riesgo de fallar.

Pues la necesidad de tu ex pareja; llegará puntos críticos, que sentirás que cualquier cosa que te mantenga junto a él, es bueno, da igual si él no te respeta, da igual si tiene nueva pareja, esta parte es donde el apego llega a su punto más alto, a su máximo apogeo.

Ahora, tengo que ser claro en este punto, durante la Fase A, B y C; el Contacto Cero es LEY absoluta, es decir que debes estar 100% alejado de tu pareja; no llamarlo, no buscarlo, no preguntar por él, si asistes al mismo Gimnasio que él, debes cambiar de horario.

Si trabajas en la misma oficina, buscar evitarlo a toda costa, la clave para superar y sacarle el máximo partido a esta estrategia, es que durante las Fases A,B y C, te mantengas lo más alejado que te sea posible de él.

Así en resumidas cuentas durante estas primeras 3 Etapas, deberás estar totalmente renuente a sostener relaciones sexuales con tu chico, guardarte completamente de verlo, y ni de chiste verlo por la misma calle.

Si tratas de pasar de cualquiera de estas fases para tirarte directo a interactuar con tu chico, lo que harás será espantarlo, porque ineludiblemente sentirás una gran necesidad de él, que finalmente hará que salga huyendo.

Así durante estas fases, deberás seguir atrincherada en el contacto cero, y no salir de ahí; sino hasta que llegues a las 2 fases siguientes, que son las óptimas para empezar la Etapa de Interacción

 d). Fase de Aceptación. 

Esta es una de las fases más importantes que existen, porque llegando a esta parte, tu pareja será simplemente importante, mas no vital, en el sentido más amplio que “sentirás” las ganas de estar con él, pero sin que esto repercuta en consecuencias antes mencionadas como: depresión, ansiedad, aislamiento, o abandono personal.

La verdad es que, en esta parte, es cuando realmente pierdes en cierto sentido, la importancia al resultado, es decir, que puede que tu ex pareja regrese o puede que no, en ambas circunstancias esto ya no te afecta, porque has llegado a aceptar que una ruptura es parte de la vida.

Y en como parte de esa nueva percepción, tu paradigma cambia, en tanto que tu pareja ya no es tan “relevante” como para crear un desbalance en tu vida, puede que tu pareja siga siendo relevante, pero los resultados derivados ya no son insalubres.

Puedes vivir con la ruptura, tu vida continua, tu vida social se mantiene, lo que es, en suma; te sientes totalmente bien sabiendo que puedes vivir sin él como también puedes vivir con él. En ambos casos, eres tan feliz estando sin él como estando con él.

Una forma simple de verlo, es que, para ti, esto ya no te afecta.

e). Fase de Superación del duelo amoroso

La fase de superación es la fase óptima para aplicar esta estrategia, pues esta es la mejor de las fases porque ahora tu pareja no sólo ya no es tan “necesaria” sino que puedes vivir bien con la idea de que tu pareja, quizás ya no regrese.

Esto puede aterrarte porque inicialmente hiciste esta inversión, esperando volver con él, eso lo comprendo y estando en tu lugar, me sentiría un poco “decepcionado”, al saber que puede que “él no regrese”.

Esto es común, sentirse así, pero puntualmente para la estrategia que estamos montando es necesario que estés totalmente recuperada, y que, derivado de ello, te sientas totalmente cómoda con la idea de que quizás él regrese como si no regresará.

El punto, es que este estado mental de “abundancia” genera lo que yo llamo los “generadores de atracción”, pues cuando no necesitas de alguien en el sentido insalubre de la palabra, es cuando creas química.

La química se crea cuando atraes a ese hombre a tus brazos, y logras con ello que él se sienta magnéticamente atraído hacia ti.

Una gran diferencia es el comportamiento que se ve desde fuera, en una mujer dramática, y llena de emociones a flor de piel, que va tras un hombre le entrega su vida, su alma y su cuerpo sin que suponga un esfuerzo para este hombre.

Las has visto, son chicas que literalmente dan todo, y finalmente los chicos las terminan abandonando. Esto pues es trágico, y puede ser fácilmente tu caso, si no logras llegar a este punto de máxima eficiencia, que es justo lo que buscamos, que logres “superar la ruptura”.

Espero que este articulo te sea útil, y no olvides dejarnos tu comentario.

Duelo amoroso ¿Cómo superarlo?
4.3 (85.72%) 311 votos