Hidratación y humectación de la piel

La piel es una cobertura delicada a la cual maltratamos inconscientemente porque damos por sentado su bienestar sin colaborar con su mantenimiento. Y el dia de hoy te hablare sobre  la humectación de la piel.

La salud y belleza de nuestra piel depende de nuestro compromiso para no descuidarla y evitar que el paso del tiempo, la exposición al clima y cualquier irregularidad que presente representada por manchas, marcas o erupciones acaben deteriorándola antes de intervenir con prontitud.

Nuestra piel merece especial atención en un mundo donde abunda la contaminación y el ajetreo de nuestra vida diaria la somete a infinidades de amenazas y peligros que aceleran su degradación natural por el paso del tiempo.

Es inevitable que la edad acabe pasando factura para nuestra piel ya que además de la aparición de arrugas los poros se dilatan mucho más, se pierde textura hasta adquirir una contextura flácida e incluso caduca su natural luminosidad adquiriendo un aspecto opaco y deslucido.

Aunque en la actualidad para el cuidado de la piel femenina, existen miles de productos en el mercado, el cual existen productos de todos los precios, también hay que tener en cuenta que no todas las cremas más populares, o las más caras son para tu tipo de piel.

Y esto te lo digo porque se conocen varios casos de productos, que, en vez de ayudarte a tener una mejor piel, solo puede ayudar a provocar lo contrario, por lo cual lo mejor siempre será visitar a un dermatólogo, para que sea un experto quien te diga, que es lo que puede necesitar tu piel.

Si bien todos estos fenómenos son inevitables pueden retrasarse gracias al uso de productos que cumplan funciones específicas y que resulten beneficiosos para la salud y belleza de nuestra piel.

Dos de las funciones básicas de los productos para cuidado y tratamiento de la piel son la hidratación y humectación de la piel.

Diferencia entre hidratación y humectación de la piel

Sin embargo, hay que tener en cuenta que ambas se diferencian y los productos enfocados bien sea para hidratar nuestra piel o para humectarla cumplen funciones distintas.

Hay que tener en cuenta que la diferencia sustancial entre ambas es que los productos humectantes contribuyen a retener la humedad inherente a la piel mientras que los productos hidratantes son aquellos que le brindan agua a la piel ayudando a restaurar la cantidad necesaria que considera faltante.

Antes de usar cualquiera de estos productos para humectar o hidratar, recuerda tener tu piel limpia y usarlas regularmente dependiendo de las exigencias que presente tu piel.

Como puede notar, existen una gran diferencia entre lo que tu quieres lograr, o lo que tu piel puede llegar a necesitar, así que encuentra un equilibrio entre la idratación y humectación de la piel, y veras como así podrás tener una piel perfecta, y lo que es mejor, con estas acciones podrás llegar a tener más edad, pero tendrás una piel impecable.

¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.